Cómo crear contraseñas y no morir en el intento

candadLas contraseñas… esas pequeñas #@~%$& que nos hacen la vida imposible y se olvidan más rápido que la lista de los Reyes Godos… Aunque las odiemos profundamente, tenemos que acostumbrarnos a convivir con ellas, porque, en el fondo, y aunque os cueste creerlo, ellas lo hacen por nuestro bien. Y para eso, os quiero dar unos consejos y espero conseguir que la relación a partir de ahora mejore bastante.

Primero os contaré que es lo que hay que hacer realmente para que las contraseñas sean efectivas, es decir, lo que los expertos aconsejan:

  • Contraseñas con números, mayúsculas, minúsculas y símbolos (por ejemplo «%»)
  • No utilizar la misma contraseña en más de un sitio
  • Cambiarla con regularidad (por ejemplo, cada 4 meses)

Ya, ya se que estais carcajeando a «grito pelao». Yo tampoco veo posible que un ser humano haga esto al pie de la letra y ande por la vida tan tranquilo sin llevar un traje de superhéroe. Así que, ahora os voy a dar unos consejillos para que los que no somos superhéroes, podamos tener contraseñas, utilizarlas y recordarlas sin morir en el intento.

La primera regla que nos vamos a saltar es la de «No utilizar la misma contraseña en más de un sitio». Pues eso, que cuando tengáis la contraseña de vuestros sueños, la utilizáis para todas vuestras cuentas. Y como yo ya os advertí sobre qué es lo correcto… no me responsabilizo! caja fuerte

Lo siguiente que vamos a hacer, es encontrar una contraseña lo más segura posible. Y cómo va a ser esta contraseña: pues va a tener mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Vamos allá!

Aquí vamos a hacerla lo más sencilla posible, todo lo que la compliquéis será en beneficio de la seguridad de la contraseña.

  • Lo primero es buscar una palabra en torno a la que gire toda la contraseña.
  • Después escribirla con la primera letra en mayúsculas.
  • ahora hay que buscar los números. Por favor, que no sea vuestra fecha de nacimiento, vale que lo que queramos hacer fácil, pero hombre! tampoco tanto.
  • rizando el rizo, escribimos los números, entre dos sílabas de la palabra.
  • y si ya queréis una contraseña pro (esto es como los modernos llaman a lo bueno, bueno), lo que podéis hacer es añadir la @ (arroba) delante  detrás de la contraseña.

Otra opción con la que configurar nuestra contraseña ideal:

  • Elige un símbolo especial: “&”.
  • Piensa una frase que no se te olvide nunca y quédate con sus iniciales: “En un lugar de la Mancha” -> “EuldlM”.
  • A continuación, selecciona un número: “2”.
  • Concatena todo lo anterior y tendrás una buena contraseña: &EuldlM2

Si hacéis esto en todos los sitios en los que os dais de alta, podréis utilizar la misma contraseña en el 99% de los sitios y así no volveos locos en el intento. Espero haberos ayudado. Suerte!